Las vitaminas adecuadas para aumentar la potencia

qué vitaminas son necesarias para la potencia masculina

El desempeño sexual de un hombre depende de muchos factores: nutrición, estilo de vida, adicción a los malos hábitos, ecología, herencia y cosas por el estilo. El pleno funcionamiento del aparato reproductor masculino está asegurado por una dieta variada y correcta que suministre al organismo todas las sustancias necesarias. Las vitaminas son especialmente importantes para la potencia y la maduración adecuada de los espermatozoides.

Se aconseja a los hombres que buscan mejorar su rendimiento sexual y la calidad de su esperma que presten atención a su dieta: debe ser variada, saturada de todos los minerales útiles, oligoelementos, vitaminas.

Vitaminas para la salud de los hombres

Para mejorar la potencia y la salud en general, los hombres necesitan una amplia gama de vitaminas y minerales:

  • vitamina A (betacaroteno, retinol, ácido retinoico);
  • Vitaminas B, que tienen un efecto estimulante sobre los sistemas nerviosos central y periférico, incluidos los que aumentan la sensibilidad y el deseo sexual;
  • B1 (tiamina);
  • vitamina B3 (vitamina PP, ácido nicotínico o niacina);
  • vitamina B6 (piridoxina o piridoxol);
  • vitamina B9 (ácido fólico).
  • vitamina C (ácido L-ascórbico).
  • vitamina D (grupo calciferol).
  • vitamina E (tocoferol).

Vitamina A

El betacaroteno es una de las formas de vitamina A, que es necesaria para el funcionamiento normal del sistema inmunológico, aumentando la potencia y mejorando la función reproductiva de los hombres. La ingesta diaria de vitamina A es de 5000 UI.

Las fuentes de betacaroteno son las frutas y verduras rojas y amarillas. En primer lugar, son zanahorias y calabaza, mantequilla, yema de huevo, hígado de bacalao, aceite de pescado.

Vitamina B1

vitamina B1 para mejorar la potencia

La tiamina proporciona energía al cerebro, el sistema nervioso periférico, los músculos y reduce la fatiga. Su necesidad es de 1, 5 a 2, 5 mg por día. La falta de esta sustancia conduce a irritabilidad, aumento de la fatiga, alteraciones del sueño.

La vitamina B1 se puede proporcionar al incluir legumbres en la dieta, especialmente guisantes y lentejas, patatas, pan integral y productos elaborados con harina integral, carne de cerdo, cacahuetes (cacahuetes sin tostar).

Vitamina B3

El ácido nicotínico activa el cerebro y mejora el estado de los vasos sanguíneos. La norma diaria de niacina para un hombre adulto es de 15-25 mg, y su falta se manifiesta por una mayor fatiga y debilidad muscular, trastornos del sueño y condiciones depresivas, dolores de cabeza.

Los cacahuetes, la levadura de cerveza, la carne de cerdo magra, la remolacha y algunos tipos de pescado (salmón, atún) pueden ser una fuente de vitamina B3.

Vitamina B6

La piridoxina participa en la síntesis de la hormona de la felicidad, la serotonina, y asegura el funcionamiento normal del sistema nervioso. El requerimiento diario de vitamina B6 del cuerpo masculino es de 2. 0-2. 5 mg. Su deficiencia se manifiesta por irritabilidad, entumecimiento de las extremidades, debilidad muscular y fatiga.

Puede obtener vitamina B6 de semillas de girasol, huevos, plátanos, zanahorias, aguacate, atún y camarones.

Vitamina B9

El ácido fólico se incluye necesariamente en cualquier complejo vitamínico para su potencia, ya que participa en la síntesis de las hormonas serotonina y norepinefrina, mejora la salud general y mejora el rendimiento. La necesidad de ácido fólico en los hombres es de 200 mcg, la falta de este conduce a una sensación de ansiedad, depresión, miedo, insomnio, aumento de la fatiga y disminución de la potencia.

Contiene vitamina B9 en vegetales de hojas verdes, queso, frutas cítricas, lentejas, salmón y atún.

Vitamina C

La vitamina C influye en la formación de dopamina (una hormona responsable del deseo sexual), serotonina y endorfinas, y también asegura la permeabilidad de los capilares, incluso en el área genital masculina. La vitamina C ayuda a estabilizar y activar otras sustancias importantes, en particular, la vitamina E. Estas son las principales vitaminas para aumentar la potencia.

vitamina C para aumentar la potencia

Su deficiencia está indicada por un aumento de la fatiga y una tendencia a resfriados frecuentes.

La ingesta diaria de vitamina C es, según las últimas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, de doscientos a quinientos miligramos.

Para obtener vitamina C, es necesario comer tomates, verduras de hoja verde, todo tipo de frutas cítricas, frutos secos, nueces, todo tipo de repollo, grosellas negras, fresas, mangos, pimientos y perejil, caldo o escaramujos.

Vitamina D

Estas vitaminas son prohormonas que aumentan la producción de testosterona, la principal hormona masculina responsable de la potencia y maduración de los espermatozoides. Se sintetiza en el cuerpo bajo la influencia de la luz solar, al comer huevos, requesón, queso, mantequilla, leche, aceite de pescado.

La falta de vitaminas del grupo D está indicada por un aumento de la fatiga y la irritabilidad, insomnio, depresión, debilidad muscular, aumento de la irritabilidad nerviosa.

Vitamina E

La vitamina E y la potencia están indisolublemente unidas: el tocoferol es responsable del buen funcionamiento de las glándulas endocrinas, especialmente la glándula pituitaria, que asegura la producción de hormonas sexuales y la maduración adecuada de los espermatozoides.

Vitaminas E para potencia

El requerimiento diario de vitamina E en un hombre es de 12 a 15 mg.

Su deficiencia puede provocar infertilidad masculina debido a la degradación de los túbulos seminíferos y una disminución en el número de células epiteliales de los testículos a partir de los cuales se forman los espermatozoides.

Puede obtener esta vitamina a partir de nueces y semillas, aceites vegetales, espinacas, yema de huevo, leche y carne, salvado, harina integral, soja.

Conceptos básicos de nutrición para hombres

Los expertos recomiendan obtener vitaminas que aumentan la potencia de los alimentos: el cuerpo absorbe mejor las sustancias biosintetizadas que las creadas artificialmente.

Los hombres deben estar en el menú diario:

  • verdes;
  • verduras de hoja y comunes;
  • nueces o semillas oleaginosas, aceites vegetales;
  • mantequilla, leche, crema agria;
  • huevos;
  • pescado o carne, mariscos;
  • bayas y frutas.

La carne no debe ser demasiado grasosa, ya que las grasas animales contribuyen al exceso de peso y, en consecuencia, al deterioro de la potencia. Todos los productos vegetales deben consumirse preferiblemente con un tratamiento térmico mínimo o nulo: bajo la influencia de las altas temperaturas, las vitaminas comienzan a descomponerse y ya no aportarán ningún beneficio.

Muy útil para fortalecer el apio macho.